La propuesta de SCE busca asegurar la equidad tarifaria para todos los usuarios

La propuesta restablece un sistema de tarifas en dos niveles mientras protege a los usuarios de bajos ingresos.

septiembre 15, 2014 | By Lauren Bartlett @SCE_LaurenB

Pagar el costo real del servicio eléctrico y contribuir equitativamente al mantenimiento de la red eléctrica son los objetivos de Southern California Edison (SCE) vinculados a una nueva estructura de tarifas para los usuarios residenciales.

La Comisión de Servicios Públicos de California (California Public Utilities Commission o CPUC) está evaluando propuestas para modificar la estructura de tarifas residenciales, y su resolución al respecto se prevé para la próxima primavera.  

“Los usuarios de consumo alto han cargado con la mayoría de los costos nuevos desde la implementación de la actual estructura tarifaria durante la crisis energética, y en consecuencia, están subsidiando a los usuarios de bajo consumo”, dijo Russ Garwacki, director de Diseño e Investigación de Precios de SCE. “Creemos que la estructura de tarifas residenciales debe ser equitativa; los usuarios deben pagar el servicio eléctrico que reciben y todos deben contribuir equitativamente al mantenimiento de la red eléctrica que usan”.
 

SCE está proponiendo una estructura de tarifas que refleje mejor el costo real de proveer servicio eléctrico a los usuarios. En virtud de la propuesta de SCE, el número de niveles sería reducido de cuatro a dos, tal como se usó durante 20 años antes de la crisis energética. 

Esta propuesta conserva las protecciones para los usuarios de bajos ingresos en lo que se conoce como el programa CARE o California Alternate Rates for Energy (Tarifas Alternativas de Energía para California).  Alrededor de un tercio de los usuarios de SCE reciben la tarifa reducida, la cual tiene un descuento de alrededor un tercio.  

Otro de los elementos recomendados es un cargo fijo de hasta $10 para los usuarios no inscriptos a CARE y de $5 para los usuarios inscriptos a CARE. El cargo fijo cubriría los costos de la red eléctrica de la cual todos dependemos, sin considerar cuánta energía consume cada usuario. Debido a que esta propuesta no aumenta las facturas generales, todo el dinero recibido del cargo fijo será usado para bajar otras partes de la factura. Además, debido a que el cargo fijo propuesto cubre menos de un tercio de los costos fijos reales, las tarifas eléctricas restantes aún aportan un incentivo importante a la conservación.  

La actual estructura de tarifas residenciales fue implementada durante la crisis energética que afectó a California hace más de una década. Como resultado de esta estructura, los usuarios de consumo alto subsidiaron a los usuarios de consumo bajo. Desde la crisis energética, apenas un cuarto de los usuarios de SCE han estado pagando la mayoría de las inversiones realizadas para mejorar la confiabilidad del sistema eléctrico e introducir el uso de energía menos contaminante en California.

La comisión estableció un proceso exhaustivo para evaluar cómo modificar la estructura de tarifas residenciales. SCE y las otras empresas de servicios públicos propiedad de inversionistas están participando, así como la Oficina de los Defensores del Contribuyente y una variedad de otros grupos de interés público.  

La comisión está también organizando audiencias en todo el estado a fin de recibir los comentarios y opiniones de los usuarios respecto a la modificación de la estructura de tarifas. En el área de servicio de SCE, se llevarán a cabo audiencias el 29 de septiembre en Fontana, el 30 de septiembre en Temple City y el 2 de octubre en Palmdale.

La modificación de la estructura de tarifas no derivará en cambios a los ingresos o ganancias de SCE; según la propuesta de SCE, los usuarios pagarían más justamente por su costo de usar la red eléctrica y la electricidad que consumen. El terma es la equidad entre los usuarios.

Para averiguar cómo y cuándo consumir energía, los usuarios pueden entrar a on.sce.com/ratechange.  

Topics: Affordability, Customer Service