Seis consejos para nadar sin riesgos este verano

Desde 1990 se han registrado más de 60 electrocuciones dentro y cerca de piscinas.

julio 06, 2016 | By Paul Netter

Para muchos habitantes del Sur de California, nadar es su actividad favorita del verano.

Una de las mejores formas de que esto no cambie es informarse sobre los riesgos eléctricos, especialmente cuando se trata del agua y la piscina. Desde 1990, en todo el país se han registrado al menos 60 electrocuciones y 50 descargas eléctricas graves dentro y cerca de piscinas, según datos de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo.

  • ¿Tiene una piscina? Además de tener un sistema eléctrico con una conexión a tierra adecuada, es recomendable que contrate los servicios de un electricista autorizado para que lo controle anualmente antes de usar la piscina. Las fallas en las luces subacuáticas y el cableado, especialmente en el caso de piscinas más antiguas, son quizás los mayores riesgos eléctricos. La medida más segura que puede tomar es reducir el voltaje de las luces de la piscina de 120 a 15 voltios.
  • A fin de proteger a su familia contra las descargas eléctricas, es recomendable instalar interruptores del circuito con descarga a tierra (Ground Fault Circuit Interrupters o sus siglas GFCI) no sólo en las luces de la piscina sino también en la bomba y cualquier equipo eléctrico como calentadores que use en su piscina, jacuzzi o hidromasaje y en todas las tomas eléctricas ubicadas a una distancia de 20 pies del borde del agua.
  • Asegúrese de que los cables eléctricos estén al menos a 5 pies de distancia de la piscina. Una alternativa más segura es utilizar aparatos y dispositivos a batería cerca de una piscina, jacuzzi o hidromasaje.
  • Los propietarios de piscinas deberían tener un gancho de pastor (en inglés, Shepherd’s crook) de fibra de vidrio para sacar a cualquier víctima del agua así como un plan de emergencia a la vista de las personas que usan la piscina. Los interruptores de electricidad correspondientes a la piscina, jacuzzi y luces deben estar claramente señalados con una etiqueta de modo que puedan apagarse rápidamente ante una emergencia.
  • ¿Tiene pensando nadar en lagos, lagunas o ríos de agua dulce? Evite hacerlo alrededor de embarcaciones, marinas y muelles debido al peligro invisible denominado ahogamiento por descarga eléctrica. Estos incidentes no son muy conocidos y ocurren cuando la pérdida de electricidad de un bote, marina o muelle afecta a las personas que están nadando en las inmediaciones.
  • Además de evitar nadar alrededor de embarcaciones, marinas y muelles, los ahogamientos por descarga eléctrica pueden prevenirse si los propietarios instalan interruptores de circuito de fuga del equipo (Equipment Leakage Circuit Interrupters o sus siglas ELCI) en sus botes o GFCI en las marinas y muelles.  Ambos dispositivos están equipados para evitar que la electricidad pase al agua.

“Los ahogamientos por descarga eléctrica y los accidentes eléctricos dentro y cerca de las piscinas son muy evitables”, dijo Paul Jeske, director del Departamento de Salud y Seguridad de Southern California Edison. “Esté siempre muy atento a estos riesgos y evite nadar alrededor de muelles/embarcaciones que tienen electricidad cerca”.

Topics: Safety