Reportera de CBS2/KCAL9 evita que un comercio local del Condado de Orange sea víctima de una estafa con los servicios públicos

Michele Gile estaba comprando su almuerzo en Niki’s cuando descubrió a un impostor que se hacía pasar por empleado de SCE y le exigía dinero al dueño del comercio.

febrero 02, 2015 | By Caroline Aoyagi-Stom @SCE_CarolineA

La reportera de CBS2/KCAL9 Michele Gile ha informado sobre otras estafas con los servicios públicos en el pasado, pero esta fue la primera vez que intervino personalmente para evitar que un comerciante del Condado de Orange se convirtiera en una víctima más de la estafa.

Gile estaba comprando su almuerzo en uno de sus lugares favoritos, Niki’s Indian Food, cuando el dueño del comercio, Anjum Malik, le pidió ayuda. Acababa de recibir una llamada de un hombre que decía llamarse Brian Wong y ser supervisor de Southern California Edison (SCE). El hombre le exigía una confirmación inmediata de pago o en caso contrario, el servicio eléctrico de Malik sería desconectado.

“[El dueño] me dijo: ‘Michele, está sucediendo de nuevo’”, comentó Gile, y remarcó que el restaurante Niki’s ya fue estafado por $500 en otra oportunidad y que fue incluido en una de sus notas sobre estafas con los servicios públicos en Santa Ana. “Quería escuchar lo que [el estafador] tenía para decir. Sabía que no estaba llamando sólo a este cliente, sino a muchos otros usuarios de SCE”.

Gile llamó al número con código de área 714 y atendió un hombre que, con un tono muy  profesional, afirmaba ser empleado de SCE. Este le informó que Malik debía suministrar un número de confirmación de 18 dígitos de su banco ya que parecía haber un error con su último pago.

Como Gile ya sabía qué hacer, cortó la llamada con el impostor y se comunicó con la oficina de seguridad de SCE para denunciar el hecho. Luego llamó al Departamento de Policía de Santa Ana, sabiendo que existe actualmente un caso abierto sobre estafas con los servicios públicos en la ciudad.

Gile también se contactó con el Departamento de Atención al Usuario de SCE para informarles sobre el impostor. Pudo corroborar que el último pago de Malik se había acreditado y que todos sus pagos estaban al día.

“Me enfada mucho que esto siga ocurriendo. Me siento muy apenada por estas personas que trabajan tanto”, comentó Gile. “Ellos pagan sus facturas a tiempo y se esfuerzan por ser buenos clientes”.

Malik tuvo suerte de que Gile haya entrado a su restaurante justo en ese momento y está muy agradecido por su ayuda.

“Esta vez tuve suerte. Justo estaba Michele que vino a comprar su almuerzo”, dijo Malik, dueño de Niki’s desde hace ocho años. “Estoy muy agradecido por su ayuda”.
 

Malik advierte a otros comercios que no sean víctimas de estas estafas y que sepan que SCE nunca llama a sus usuarios para exigirles un pago inmediato.

“La próxima vez que llamen, los ignoraré y les cortaré la llamada”, dijo. “Llamaré directamente a SCE” al 1-800-655-4555.

Luego de denunciar el incidente a SCE y a la policía, Gile llamó nuevamente al estafador y puso en evidencia sus verdaderas intenciones.

Poco después, el número magicJack que el impostor había proporcionado fue desconectado.

“Si puedo hacer algo para evitar que una persona pierda dinero, mi objetivo es dejar al descubierto a estos estafadores. Quiero que los atrapen”, dijo Gile. “Quiero que la gente esté muy atenta. Que presten atención a las noticias. Contamos estas historias por una razón”.

Topics: Customer Service