Cuidado con los peligros de los cables de alta tensión

Una campaña nueva ofrece al público consejos prácticos de seguridad.

marzo 17, 2015 | By Paul Netter

A veces, un momento educativo puede convertirse en uno que también salva vidas. 

Uno de estos momentos ocurrió recientemente en Montebello cuando al conductor de una minivan se le reventó una llanta y chocó contra un poste eléctrico, provocando la caída de cables de 16,000 voltios sobre el capó de su vehículo y alrededor de la escena del accidente. 

Con el conductor atrapado en su minivan por los cables electrizados y un cerco electrificado próximo, se trataba de una escena cargada de peligros.  O, según el Capitán Fernando Palaez del Departamento de Bomberos de Montebello, la escena más “horrorosa” de este tipo que ha encontrado en su carrera. 

“Debido al voltaje que lo rodeaba y la presencia de una boca de incendios a unos pocos pies de distancia que podría haber sacado de lugar, realmente creo que es muy afortunado de estar vivo”, dijo. “Agua y cables electrizados…teníamos todos los elementos para un desastre mortal”.

Sin embargo, y gracias a varias razones cruciales, se pudo evitar un desastre.

Lo más importante es que el conductor permaneció en su vehículo. Además, nadie intentó acercarse a la minivan, el público presente mantuvo su distancia y nadie tocó nada que estuviera electrificado. Los departamentos de policía y bomberos mantuvieron la zona segura hasta que el personal técnico de Southern California Edison (SCE) llegó al lugar de los hechos para desconectar los cables de alta tensión.

“Creo que todo se debió, en primer lugar, a la información de la policía. Luego a que el departamento de bomberos llegara al lugar inmediatamente”, dijo Palaez, cuya estación se ubica a unas siete cuadras de la escena. “Nadie se acercó al vehículo. Todos sabían sin duda alguna que no podían tocarlo”.

“Nuestro entrenamiento consiste en aislar y bloquear el acceso, asegurar por completo el perímetro, tratar de mantener [al conductor] estable adentro del vehículo y obtener los números de los postes eléctricos para Edison lo antes posible”.

Este accidente, que de desarrolló a lo largo de casi una hora durante una noche de enero, ofrece varias lecciones para todos. Y una de las lecciones principales es evitar entrar en contacto con los cables de alto voltaje y siempre presuponer que estos cables están electrizados y que son peligrosos.

Próximamente, SCE presentará una campaña en todo su territorio de servicio para concienciar a sus usuarios sobre estos peligros. La compañía está reafirmando su compromiso en materia de seguridad con los cables de alto voltaje informando al usuario que “Estar alerta es estar más seguro”.

Los cables de alta tensión pueden caerse debido a muchos factores además de los accidentes, incluyendo vientos fuertes o de Santa Ana, lluvias torrenciales y hasta globos metalizados. El público no debe acercarse o tocar los cables eléctricos, ni nada o nadie que esté en contacto con ellos, y debe llamar inmediatamente al 911.

Según la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos, en promedio se registran alrededor de 400 electrocuciones al año en todo el país. De estas, un 9 por ciento ocurre cuando las escaleras de mano entran en contacto con cables de alta tensión y un 5 por ciento ocurre cuando los consumidores entran en contacto con ellos.

José Mercado es cofundador de la Asociación de Arboristas Hispanos y se desempeña actualmente como su director ejecutivo. El año pasado colaboró con SCE para concienciar sobre los cables de alto voltaje y garantizar la seguridad de los trabajadores del sector de la jardinería y el servicio de árboles.

Topics: Safety